Últimos Eventos

CENA-COLOQUIO CON ANA ROMERO GALÁN

“LA CORONA: JEFATURA DEL ESTADO Y FAMILIA EN LOS ÚLTIMOS 43 AÑOS”

 

ESCOLLOS EN LA MONARQUIA DE FELIPE VI, AGITACIÓN DE LA FAMILIA REAL Y EL RENACER REPUBLICANO

 

Presentada por el abogado José Miguel Castillo Calvín, la periodista y escritora Ana Romero Galán fue la protagonista de la cena-coloquio, mantenida en Foro Mirasierra el pasado 1 de junio. Un ambicioso tema –“La Corona, Jefatura del Estado y Familia Real en los últimos 43 años”- fue abordado con amenidad, elegancia y datos. Los datos están en sendos libros de investigación: “El final de la partida” (2015) y “El Rey ante el espejo” (2018).

 

Si hubiese que resumir la intervención y el posterior coloquio con la escritora, una conclusión sería que la instaurada Corona Española tuvo en Juan Carlos I su etapa de mayor éxito político y arraigo social. Luego, padeció un fuerte desgaste desde finales del XX hasta la abdicación, en 2014. Ese mismo año, es coronado Felipe VI. La Monarquía se enfrentaba a la mayor crisis desde su instauración en 1975. La falta de ejemplaridad de Juan Carlos I, se traduce en un suspenso a la Corona en los sondeos del CIS. Felipe VI tiene que remontar el rechazo mayoritario de la población más joven. A fecha de hoy, ese tramo de 18 a 34 años continúa igual. Resumiendo más: hay problemas de afecto en la Familia Real y la izquierda populista alienta el regreso a la República.

 

El desarrollo de ese guión lo desgranó la periodista como un cirujano aplica el bisturí sobre el cuerpo enfermo. Si considera que los dos pilares de la Monarquía son la utilidad y el afecto del pueblo, Juan Carlos asentó el primero, trayendo la democracia. En cambio, el afecto ciudadano se cuartea cuando aparecen en la vida del Rey personajes tan perturbadores como la famosa Corinna. Esta mujer pasó de ser vendedora en una tienda de armas a multimillonaria.

 

Al entonces Rey no le pasaron factura tanto sus devaneos con mujeres cuanto su mediación en operaciones comerciales. Él consiguió para España el contrato del AVE para La Meca. Los franceses, enfurecidos y envidiosos, desvelan este dato y mezclan en la gestación a Corina, amiga de Juan Carlos, una especie de “conseguidora”  y comisionista que, para remate, confiesa trabajar para el Gobierno español. Vendrán más episodios, poco edificantes para la Corona, que terminan en la abdicación del monarca.

 

A esto se suma la desestructuración de la Familia Real, el divorcio de la infanta Elena, el juicio por corrupción contra el esposo de la Infanta Cristina, la boda del Príncipe con Letizia -contra la voluntad del Rey- y la vida separada que hacen Sofía y Juan Carlos desde los años noventa.

 

Junio de 2014. La Monarquía suspende en las encuestas. En este clima envenenado toma el relevo Felipe VI, con ánimo de restaurar el sostén de la Monarquía, las dos patas, utilidad y ejemplaridad, el afecto que provoca la majestad de sus personajes. Se aprueba una ley de Transparencia para controlar gastos, se ponen límites al núcleo de la Familia Real, alejando a quienes no son los Reyes y sus hijas, etcétera. Sube la puntuación en los sondeos, pero todavía no aprueban. El CIS ya no pregunta.

 

¿Qué está pasando? Ana Romero describe las dificultades: Felipe VI no puede proyectarse al exterior porque, tras las elecciones de 2015, pasan muchos meses sin Gobierno. Cuando lo hay, Cataluña rompe el orden constitucional, el mayor escollo político para la Jefatura del Estado. A pesar de delimitar quiénes forman parte de la Familia Real, las heridas de la desestructuración citada, no cicatrizan. Al contrario, el incidente del pasado 4 de abril, frente a la catedral de Palma, con el desplante de Letizia a la madre del Rey, pone al descubierto el verdadero carácter de la Reina consorte. Ana Romero opina que Letizia es como aparece en ese documento.

 

Con estos mimbres, la invitada a Foro Mirasierra considera incierto el futuro de la Monarquía en España. El Rey no puede agachar la cabeza ante el escollo de Cataluña. Ni tampoco desconocer que, Pablo Iglesias, principal apoyo del nuevo presidente del Gobierno, es un incansable adversario de la Monarquía y defensor de la República. En la reciente moción de censura dejó muy claro su deseo de llegar a una ”República fraternal” porque España no quiere Reyes. 

 

En tales condiciones, se preguntó a Ana Romero qué posibilidades tenía la Princesa Leonor de ser Reina. Antes de responder, reflexionó sobre lo extraño de que, a sus 13 años, Leonor sea una desconocida. Letizia vigila con celo su exposición a los medios. Esto podría alejar a la Princesa de Asturias del afecto de la sociedad, una de las patas de la Monarquía.

 

Mariano González.

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

ANTONIO FERNÁNDEZ-GALIANO, EN FORO MIRASIERRA

April 6, 2019

1/10
Please reload

Posts Recientes
Please reload

CONTACTE CON NOSOTROS:

CONTACTO foro Mirasierra
  • Twitter Social Icon
  • Facebook Social Icon

Club Mirasierra. Calle Costa Brava, 8, 28034 Madrid

© 2017 by Foro Mirasierra